Canoa: el atroz linchamiento de 5 trabajadores jóvenes de Puebla, hace 40 años, sigue vigente

El crudo largometraje de ficción Canoa –sobre el atroz linchamiento de cinco trabajadores jóvenes de la Universidad Autónoma de Puebla, ocurrido el 14 de septiembre de 1968– fue filmado hace 40 años y “sigue vigente”.

felipe_cazals-26285

“Porque no pueden admitir que en su país, en México, haya sucedido eso. No les cabe en la cabeza. Otros quedan profundamente aterrados y comienzan a interesarse por lo que significan el 68 y los años setenta.”

mayo-frances-008

“Una estudiante de preparatoria me preguntó quién había escrito la novela. Estaba horrorizada. Tal vez los jóvenes no pueden admitir que así es la realidad, y también significa una profunda ignorancia política de lo que es México para muchos preparatorianos.”

Los años de ausencia

-En los años setenta esta película fue crucial para la politización de una generación. Pero hay un lapso, desde los noventa, en que la película dejó de circular. –Sí, estuvo ausente. Televisa había comprado los derechos de Canoa a Conacine en los años ochenta, para pasarla cuatro veces al año. En realidad la pasaban 25 veces y no pagaban los derechos autorales. Pero me di cuenta que la película había sido mutilada. Televisa tiene su propia censura. Fue la televisora la que la cortó, no RTC. Yo demandé. Lo que sigue es inverosímil, pero la sociedad de directores se desistió de mi demanda por razones obscurísimas, que tienen que ver con la venta de películas, los chantajes, los pagos autorales irregulares. Lo que sí, es que en la piratería se vende. No sé si es la versión mutilada.

Pero tengo la impresión que Canoa no estuvo del todo ausente. Hace unos 15 años, unos chavos me entregaron un cassette de DVD –antes de que existieran los CD—con un remake de Canoa. Empieza con un maizal y un caminito de tierra. Viene acercándose un Volkswagen y casi frente a cámara de detiene, se bajan tres chavitos, se asoman y ven que tienen una llanta ponchada. Ya atardece. Al fondo del caminito se acercan unos sombrerudos. Y uno le dice al otro: “Ya nos llevó la chingada, nos va a pasar como lo de Canoa”. Sintetizaron todo en un sólo shot de manera maravillosa.

canoa-film-images-5c13aabf-e025-490d-9d08-8213e202710-2

Canoa, precisa Felipe Cazals en entrevista, no es una película sobre el 68. “Es una historia de un linchamiento -no es ficción- que ocurre en el universo rural mexicano donde el alcoholismo, el despojo y el fanatismo son protagonistas. El contexto si lo da el momento histórico del 68: la propaganda gubernamental anticomunista y aquel discurso, que propagaban en Puebla los diarios de los soles, contra ´los jóvenes glandulares que dicen leer a Marx y a Marcusse´, los mechudos que mejor harían cortándose el pelo y las octavillas que pegaban en la puerta de la parroquia alertando sobre los estudiantes que iban a llegar al pueblo a violar a las muchachas y robarse los bienes de los campesinos.

-¿Cómo reaccionan los jóvenes de hoy ante Canoa?

-En Campeche, una estudiante de preparatoria me preguntó quién había escrito la novela. Estaba horrorizada. Tal vez los jóvenes no pueden admitir que así es la realidad. Y también significa una profunda ignorancia política de lo que es México para muchos preparatorianos.

Y eso que en la escena del linchamiento de cuatro empleados de la BUAP y un poblador, Cazals admite que solo reflejó “la mitad, cuando mucho” de las barbaridades que les hicieron a los masacrados. “Porque si lo hubiera puesto todo los espectadores se levantan y se van”.

-¿Pero cómo rechazan esa violencia si estas generaciones viven inmersos en un entorno quizá más violento? Decenas de miles de desaparecidos, sin ir más lejos.

-Por alguna razón, por tratarse de un hecho real, pero que corresponde a un pasado que ven como remoto, les sobrecoge muy especialmente.

Armas largas en el set

-El rodaje fue en 1975, siete años después de Tlatelolco. Pero ni siquiera puede rodar la película en Canoa, tiene que irse a Santa Rita Atahualpa, también en las faldas de la Malinche. Le cuenta a Leonardo García Tsao en las entrevistas para el libro Felipe Cazals habla de su cine que para tener el permiso del cura del lugar tuvieron que persuadirlo que iban a filmar otra historia-.

-Sí, pero ahora puedo contar lo que no dije antes. El cura de Santa Rita siempre supo perfectamente qué película estábamos haciendo y me pidió mil pesos a la semana para la iglesia y 13 mil pesos, entregados a puerta cerrada en la sacristía, para él. Y aun así fue y me denunció en la Curia poblana.

-La filmación no fue sin tensiones dramáticas.

-No lo fue. Teníamos unos empleados que siempre llevaban unas grandes mangas amarillas, lloviera o no. Cuando les pregunté por qué, se las levantaron. Tenían escondidas unas armas largas. Eran la escolta. Y efectivamente en una ocasión lograron evitar lo que quizá fue un intento de atentado contra mí. Al término de la película, el jefe de la zona militar, un general cuyo nombre no recuerdo, me recomendó no asomarme por Puebla durante un rato.

-¿Qué percibe el espectador de hoy de manera diferente al de hace 40 años?

-Hay algo que hoy quizá si se puede ver y que entonces no se comprendían bien. Está insertado como falso documental lo que narra el personaje de Salvador Sánchez, repitiendo palabra por palabra lo que el campesino nos narró del episodio de Canoa. Es una aportación, excepcional en aquellos años, de Tomás Pérez Turrent. Hoy se puede percibir, en su momento el horror dominaba todo.

-Termina con algo que inquieta mucho.

estudiantes_sobre_cammion_quemado_a68

Salvador Sánchez sentencia:

“Estábamos mal. Ahora estamos peor”. ¿Un augurio?

-Posiblemente. A partir el país caminó mal.

Alfonso Cuarón, el director que el año antepasado ganó el Óscar al mejor director con Gravity, propuso el año pasado a Criterion, la empresa que reúne las mejores obras de la cinematografía para su venta a cinéfilos, incorporar Canoa a su colección. “Sin ella no están completos”, les dijo. Años antes se había encargado de reunir a una pandilla de los mejores cineastas estadunidenses, entre ellos los hermanos Cohen, a una exhibición en el Lincoln Center. Nunca habían oído de la película.

Blanche Petrich para La Jornada UNAM

“El Sol de Puebla decía: ‘Estos jóvenes glandulares, mechudos, ¿qué saben de Marx?, ¿qué saben de Herbert Marcuse?, ¡tengan cuidado!…’ Eso, junto con la mentalidad campesina de lo poco que poseen (sus vacas, sus burros) y el padre Enrique Meza, que no cesaba cada vez en sus sermones no sólo de agitar a la población, pues les decía: ‘Van a venir y les robarán a sus hijas para hacerlas animales del diablo’.”

1464069339109

El reconocido director mexicano es homenajeado en el Centro Cultural Tijuana

El legendario cineasta Felipe Cazals visita la frontera para recibir un merecido homenaje a propósito de los 40 años del estreno de “Canoa” (1976), concedido por el Centro Cultural Tijuana (CECUT), como parte de las actividades por el 34 Aniversario de la institución federal.

— ¿Desde qué perspectiva o cómo debería contar el cine nacional, las tragedias del México reciente? Ayotzinapa, Tlatlaya…

“Yo creo que con toda claridad habrá cineastas jóvenes, o los hay sin duda alguna, que van a reflejar en su trabajo esos acontecimientos de una manera cierta, muy severa, y estamos a punto de verlo, no debe tardar eso”.

— ¿Qué opina Usted de las generaciones de cineastas como Emmanuel Lubezki, Alejandro González Iñárritu, Guillermo Arriaga, Carlos Carrera, Alfonso Cuarón? Por citar solo algunos de los que están triunfando en el extranjero…

“Los cineastas tienen que encontrar su espacio, las películas no son todas iguales ni todas deben de costar lo mismo, es como todas las expresiones artísticas, como la partitura musical, como la literatura, escultura, hay quienes tienen necesidad de hacer obras gigantescas, y otros con obras modestas resuelven su necesidad de expresión. “Yo creo que los cineastas que migraron demostraron en el extranjero el talento que tienen, eso está fuera de duda. En cuanto a México, tiene usted nombres excelentes de cineastas en este momento que están entre los 20 y 45 años, y cuyo trabajo está presente y muy apreciado en los festivales extranjeros. “Hay que recordar una cosa fundamental: el cine mexicano nunca tienen crisis de talento, tiene crisis de dinero o crisis de exhibición, pero de talento nunca lo ha tenido en toda su vida”.

Praxis Collective 

 

Anuncios
praxiscollectivetj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s