Avísame cuando llegues a casa: De la importancia de ser una rebelde en una cultura que traiciona.

Veo a las mujeres de mi frontera cubrir sus cuerpos con prendas más holgadas, caminando siempre acompañadas, nunca solas. Y aquellas que se atreven ¡qué valientes! Les dicen. Aceptando los “cumplidos” de aquellos con falo solo por temor a ser violentadas. Diciéndose putas unas a otras, porque el ser puta es denigrante en mi cultura…

Leer Más